Biblioteca ambulante




La biblioteca ambulante parte de la iniciativa del colectivo Gato Peludo y de su gran amor por la lectura y los libros. Además de funcionar en su centro cultural, también puede pasear por el barrio en su tren de colores, con la premisa “si el niño no va a la biblioteca, la biblioteca va al niño”. 

Espacio promotor de la literatura infantil y juvenil, realiza hincapié en lo fundamental que es el acercamiento a los libros en la constitución de la identidad del niño y por ende de la comunidad a la que pertenecen.

La biblioteca propone que el niño encuentre “su manera particular” de acercarse al libro, entendido no solo como espacio de lectura en sí, sino también con la pretensión de generar hábitos y curiosidad, dando la posibilidad de elección y no de imposición.


¡Bienvenidos a la biblioteca de Gato Peludo 
que es chiquita como una nuez 
y grande como un ciempiés!


Aquí encontrarán: 

Paredes llenas de libros pequeños, de libros medianos y de libros grandes; libros para cuidar, para curiosear, para compartir, para comentar, para recomendar, para amar.
Alfombras peludas y voladoras para recostase a leer palabras, papelitos, dibujos, garabatos, revistas, cuentos, mariposas y nubes.
Un tren con alas de papel cargado de libros para recorrer barrios fantásticos.
Tizas, pizarrones y gatos invisibles para dibujar estrellas que se pueden tocar con las manos.   
                                 
                                                                          

Tomar la biblioteca como excusa para el encuentro, como pretexto para habitar un tiempo sin tiempo, ingresar en la biblioteca como en la galera de un mago, con las manos del primer asombro, libres de imposiciones y los ojos llenos de llaves.

Afiche e ilustración: Sebastián Santana